José Luis Quintana tras la rueda de prensa de esta mañana. / E. DOMEQUE

Quintana prevé una solución para el nombre de la nueva ciudad antes de final de mes

El alcalde de Don Benito afirma que por el momento no se contempla realizar una consulta popular para elegir la nueva denominación y que habrá una reunión de portavoces en los próximos días

Estrella Domeque
ESTRELLA DOMEQUE

El proceso de fusión de Don Benito y Villanueva de la Serena avanza en lo administrativo a través de los cuatro grupos de trabajo y los plenos de ambas corporaciones municipales; sin embargo, lejos de estos trámites institucionales, a pie de calle la principal inquietud sigue siendo el nombre que se dará a la nueva ciudad tras rechazarse las propuestas de Concordia del Guadiana y Mestas del Guadiana.

«Viendo el rechazo que tuvo ante toda la ciudadanía, nos reunimos todos los portavoces e hicimos una rueda de prensa en la que también estuvieron todos los portavoces y decidimos que no aceptamos esos dos nombres», ha afirmado esta mañana José Luis Quintana, alcalde de Don Benito agradeciendo de nuevo el trabajo llevado a cabo por la comisión encargada de ofrecer estas dos propuestas.

Si bien, mañana se cumple un mes de esta decisión y, por el momento, no ha trascendido cuál será la metodología para elegir ese nuevo nombre. Quintana prefiere no marcarse una fecha para ello, pero sí prevé que este mes se pueda avanzar en ese sentido tras la reunión prevista para los próximos días. «Es posible que esa reunión sea esta próxima semana y antes de final de mes habrá una solución», asegura.

Una reunión de la que se desconoce aún si saldrá el nombre de la nueva ciudad o el procedimiento para llevar a cabo la elección. «El procedimiento y la toma de situación de lo que haremos se decidirá en esa reunión de los portavoces que haremos en los próximos días, ahí es donde se determinará cómo lo hacemos», explica, aunque eso sí, descarta a priori una nueva votación: «Yo entiendo que consulta popular no debe ser, nunca estuvo en la idea».

Preguntado sobre posibles propuestas sobre la mesa, Quintana responde que hay que esperar «a que sean los portavoces los que hablen».