Marvel, ya recuperado de las heridas sufridas en el atropello del pasado mes de enero. / HOY

La protectora Hachiko busca familia para Marvel

El perro, atropellado y abandonado en enero siendo un cachorro, fue atendido por la asociación y se ha recuperado con una familia de acogida

Estrella Domeque
ESTRELLA DOMEQUE

Dicen que el que tiene un amigo tiene un tesoro, también que el perro es el mejor amigo del hombre. Marvel ha tardado en comprobar que estos dos refranes pueden ser ciertos, pero tras conocer la peor cara del ser humano, a principios de este año su suerte cambió y ahora busca una familia en la que vivir para siempre rodeado de amigos.

Marvel llegaría al mundo a finales de 2021, pero su vida volvió a comenzar el 17 de enero gracias a la protectora Hachiko. Este pequeño cachorro, con apenas cinco meses, fue atropellado y después abandonado en la carretera de El Torviscal. En plena noche invernal, la suerte para este perro fue que varias personas asistieron al animal utilizando un parasol de coche como manta improvisada hasta la llegada de la Guardia Civil, que constató que el perro no tenía chip para localizar a sus posibles dueños. Finalmente, tuvo que ser trasladado por otras personas en su vehículo particular a un veterinario de urgencia para la primera atención, vendaje y cura de heridas. Ya de madrugada fue trasladado a la protectora dombenitense.

«Marvel presenta múltiples fracturas, su estado es muy delicado, necesita TAC, radiografías, intervención quirúrgica e ingreso en el hospital Bodión de Zafra, lo que supone un coste de infarto...», relataban entonces desde Hachiko.

Sin embargo, pese a carecer de chip, Marvel no estaba solo en este mundo. La sociedad extremeña se volcó para poder costear su tratamiento tras el movimiento surgido para recaudar fondos alcanzando la cifra de 2.000 euros.

La colaboración fue tal que se llegaron a colapsar las líneas abiertas para aportar cada uno su granito de arena y, finalmente, el cachorro pudo ser operado con éxito en la clínica Bodión de Zafra de fracturas en tibia, cúbito y radio de patas traseras y delantera izquierda. «Es joven y podrá con esto; y lo más importante es que tiene ganas», afirmaban entonces.

Tras varias intervenciones quirúrgicas y un implante, ha seguido con su tratamiento, curas, escayolas, vendas, radiografías y todo lo que ha necesitado hasta que hace poco recibió el alta para felicidad de la familia de acogida que cuida de él. Pese a que cojea ligeramente de una de las patas, todo apunta a que solo necesitará recuperar masa muscular con el ejercicio de sus paseos.

En busca de un hogar

Ahora Marvel, que volvió a nacer aquella noche de enero gracias a sus primeros amigos, busca a su familia de adopción, un hogar. «Ha llegado el momento de que Marvel salga de la casa acogida donde han hecho un trabajo brutal, es sociable y con otros perrinos es un amor», cuenta Verónica, de la protectora Hachiko. Es un cruce de pitbull y necesita una familia activa, «me refiero en el ejercicio físico, que salga por ahí con Marvel, que le lleve de paseo y a estar con otros perretes, al campo a correr, porque ahora es muy jovencito, tiene ahora toda su energía como la tiene un niño de 2 años».

En ese sentido, niega el estigma que se ha atribuido a esta raza de perro. «Todos los perros pitbull no son iguales, todo es la mano que lo tenga; tú puedes tener un chihuahua y que no te puedas acercar a ellos, pero la información muchas veces no es la adecuada», lamenta. «Los animales son muy inteligentes y saben perfectamente quién les cuida, quién les da amor y quién los respeta», añade.

Marvel, arriba y a la izquierda ya recuperado; abajo a la derecha momentos después de su atropello. / HOY

Por eso, la familia de Marvel lo único que necesita es tener una mano equilibrada, con ciertos conocimientos de la expresión corporal de un animal y, sobre todo, amor y respeto por su nuevo amigo. «Es un animal maravilloso y yo sé que la familia de Marvel tiene que estar por ahí y que le va a dar una vida formidable y fascinante que es la que él se merece», concluye.

La protectora Hachiko espera la llamada de esa familia en el 662 19 78 41 o a través del correo protectorahachiko@gmail.com