Visita de las autoridades a las obras del nuevo hospital. / HOY

Varios vigilantes de las obras del nuevo hospital denuncian su cese por pedir mejoras laborales

Hay programado un acto de conciliación el próximo 21 de junio entre empresa y trabajadores.

Soledad Gómez
SOLEDAD GÓMEZ

Varios trabajadores responsables de la vigilancia de las obras del nuevo hospital Don Benito-Villanueva han denunciado que la empresa responsable de este servicio no les ha renovado el contrato laboral tras exigir, reiteradamente, una mejora en sus condiciones de trabajo.

Concretamente, fue el pasado 31 de mayo cuando terminaba el contrato que habían iniciado en diciembre de 2021, comunicándoles ese mismo día que no se procedería a su renovación a dos de ellos, mientras que a un tercero se procedía a su despido «por falta grave, que no es cierta», según refieren los propios trabajadores afectados.

En este sentido, explican que el pasado mes de marzo mantuvieron una reunión con la empresa responsable del servicio a través de una subcontrata, en la que pidieron una mejora en las condiciones salariales «puesto que estamos cobrando muy por debajo de lo estipulado, sin tener en cuenta que sea festivo o no». Además, también dicen haber demandado poder disponer de una garita «puesto que, por la noche, haga el tiempo que haga, llueva o haga calor, tenemos que estar dentro de los coches».

Según los trabajadores, la empresa les respondió que tratarían de estudiar la situación para mejorarla, «y viendo que no se hacía nada, hace poco volvimos a insistir, respondiéndonos que estaban en ello». Fue al día siguiente de esta última respuesta cuando recibieron la comunicación de que no serían renovados en sus puestos, señalan. En ese momento «la empresa nos dijo que no habíamos tenido paciencia para aguantar».

Acto de conciliación

Por su parte, la empresa responsable de la vigilancia de estas obras durante la noche y los fines de semana, con sede en Alicante, desmiente los hechos y asegura que hay programado un acto de conciliación el próximo 21 de junio en el que esperan pactar y llegar a un acuerdo con los trabajadores, a pesar de asegurar que se les avisó de que el contrato cumplía y no se les iba a renovar.

«Simplemente está habiendo disparidad de opiniones», asegura uno de los responsables de la empresa, que afirma estar recibiendo mensajes a su teléfono móvil y a través de las redes sociales «en los que se están diciendo muchas mentiras», por lo que no descartan llevar a cabo denuncias «por acoso, injurias, calumnias y daño a la imagen de nuestra empresa», concluyen.