José Luis Quintana, alcalde de Don Benito. / E. Domeque

«La unión es de interés colectivo, llamo a toda la población a que se sume»

José Luis Quintana anima a la participación el 20 de febrero en una decisión que, dice, se toma pensando en las siguientes generaciones

Estrella Domeque
ESTRELLA DOMEQUE

128 días días después del anuncio del proyecto de fusión, Don Benito y Villanueva inician su cuenta atrás de cara a la consulta popular del 20 de febrero, paso definitivo para seguir avanzando en ese camino de unión iniciado por Miguel Ángel Gallardo y José Luis Quintana que anima a la participación.

-¿Cómo ha sido este tiempo desde el anuncio?

-De mucho trabajo. Estamos ante el hecho más importante que han podido tener las ciudades en las últimas décadas. En estas pasadas navidades se ha tratado de planificar toda la campaña para dar información y buscar la participación del mayor número de personas para que la fusión tenga un verdadero respaldo. Hay mucha esperanza y sobre todo muchas ganas de trabajar en este mes para conseguir un logro importante el 20 de febrero. No perdemos nada; cuando se suma, siempre se gana y eso es lo que vamos a hacer. Vamos a conservar nuestra identidad histórica, pero estamos haciendo historia.

-Habrá también inquietudes y dudas.

-Esta es una fusión que carece de inconvenientes. La gente puede tener dudas, pero realmente no hay inconvenientes. Esto es un interés colectivo y yo llamo a sumarse a toda la población. Es además un hecho democrático, se va a tomar el acuerdo por la decisión popular de toda la ciudadanía y lo hacemos, para que no haya dudas, con el 66 por ciento. Es un hecho que ha sido muy atractivo y novedoso fuera, se ha visto como una situación atrevida y valiente, pero sobre todo pensando en el futuro. Estamos pensando en el futuro por encima de nosotros mismos porque muchas de las ventajas que tiene esta fusión tardaremos algún tiempo en verlas, pero las vamos a ver, por eso lo hacemos ahora. Lo hacemos por las siguientes generaciones, para darles más oportunidades, por atraer nuevas inversiones o actividades que ahora no tenemos oportunidad de tenerlas y para poner las bases de un crecimiento económico que ayude a la parte social de las dos poblaciones.

«Yo no seré alcalde, pero me imagino esa ciudad con una sociedad próspera, con un potencial económico »

-La sociedad tiende a ser cortoplacista, ¿qué se espera de la fusión en un futuro más próximo?

-Algunos ya los tenemos, en los presupuestos de la Junta de Extremadura se ha determinado una cantidad para la creación de la nueva carretera de unión para que vayamos fusionando esos dos cascos urbanos. Esa está encima de la mesa, pero van a venir otras inversiones. Si ahora a nivel nacional se está decidiendo la descentralización de algunas instituciones u organismos, está claro que nosotros nos hemos puesto en el mapa para ser receptores de una de estas iniciativas que desde el Gobierno se están planteando.

-A nivel personal, ¿cómo se imagina esa nueva ciudad que pueda surgir?

-Yo no seré alcalde, pero me la imagino con una sociedad próspera, con un potencial económico enorme y donde ese potencial se multiplica, crecerá aún más nuestro comercio, también la industria y las empresas, sin olvidar la parte social.

-¿Con universidad?

-Si hubiéramos estado unidos, probablemente habríamos tenido un campus universitario porque no sería posible que la tercera ciudad no lo tuviera. Tampoco nadie entendería que no pasara el AVE por aquí. Ya hemos perdido muchas oportunidades y no estamos dispuestos a perder ninguna más. Algunas se pueden recuperar, como sería el caso de la universidad. Y con el tren lo importante será ahora la electrificación de la vía férrea de Puertollano-Mérida que permitiría dar salida a nuestros productos a través del ferrocarril.

-¿Será un beneficio también para la región?

-Por supuesto, es un proyecto que también es un ejemplo a nivel nacional. Cabe destacar otro elemento: la política se ha puesto de acuerdo. Las dos corporaciones municipales han decidido por unanimidad que sí quieren la fusión. La política se ha puesto de acuerdo, ahora queremos que ese acuerdo político sea refrendado por la ciudadanía.

-A un mes de la votación, ¿cuáles son las expectativas?

-Yo le pido a los ciudadanos que se sumen conmigo, que vayamos todos juntos. Esto no lo hago por mí, lo hacemos por las siguientes generaciones y vamos a pensar en ellos. Es posible que haya personas mayores que tienen su futuro resuelto, pero no tenemos el futuro resuelto de nuestros jóvenes y les tenemos que ayudar a resolverlo. Para ello hay que tomar esta decisión tan importante que será el 20 de febrero, la vamos a tomar pensando no en nosotros, sino en el futuro. Cuando otros se quieren separar, nosotros nos queremos unir. Creemos que podemos llegar más lejos juntos que separados. Tenemos que olvidarnos de las restas y las divisiones, lo que queremos es sumar.