Los cinco representantes del Gobierno nacional, regional y local se han reunido en Moncloa. / HOY

Quintana y Gallardo trasladan a Pedro Sánchez en Moncloa los detalles del proceso de unión

A la reunión también ha asistido el presidente de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, y la ministra de Política Territorial y Portavoz del Gobierno, Isabel Rodríguez García

Estrella Domeque
ESTRELLA DOMEQUE

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ya conoce el proyecto de unión entre Villanueva de la Serena y Don Benito. Un proyecto que los alcaldes de ambas ciudades, Miguel Ángel Gallardo y José Luis Quintana respectivamente, han explicado al presidente. Una reunión a la que también ha asistido el presidente de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, y la ministra de Política Territorial y Portavoz del Gobierno, Isabel Rodríguez García.

En las últimas semanas, además, el proyecto ha recibido el respaldo de todas las fuerzas políticas no solo de ambas ciudades sino de las representadas en la Asamblea de Extremadura; así como representantes sindicales, empresariales, educativos, sociales, etcétera.

Una reunión que ha tenido lugar este miércoles 20 en el Complejo de la Moncloa y en la que le han ofrecido datos sobre esta unión, cuyos datos económicos y sociales están recogidos en un estudio realizado por la Universidad de Extremadura. También han informado al presidente sobre los acuerdos tomados por unanimidad de las dos Corporaciones Municipales en los plenos celebrados el pasado jueves 14, y en el que se da un paso más para realizar la consulta popular para saber si los ciudadanos respaldan el proyecto de unión.

Pedro Sánchez ya conoce los detalles

Una consulta popular, recordar, que ha de autorizar el Consejo de Ministros y que si lo hace antes de que finalice el año, como explicó el Gallardo el pasado lunes, la consulta popular se haría en febrero o marzo.

Además, de contar con un respaldo mayoritario de los ciudadanos, que supere ampliamente el 66% necesario para seguir adelante con el proceso de unión; los plazos se acortarían y supondría que para el año 2027 ya habría un nuevo ayuntamiento, aunque se mantendrían los dos existentes en los actuales cascos, además de la ronda sur de conexión entre ambos municipios, y también una estación de ferrocarril conjunta. Todo ello en el entorno del nuevo hospital, que se convertirá en el centro neurálgico del nuevo municipio que entraría dentro del grupo de ciudades de más de 50.000 habitantes.

Una nueva ciudad que será la tercera de la región, y el primer polo económico en el sector agroindustrial, viendo, además, crecer la renta y otros beneficios socioeconómicos que supondrá esta unión, según los estudios realizados hasta la fecha.