Borrar
La Policía Local interviene en la sesión plenaria para el desalojo de dos personas

La Policía Local interviene en la sesión plenaria para el desalojo de dos personas

La alcaldesa, María Fernanda Sánchez, ha pedido que los agentes se llevaran a dos personas del pleno por «burlarse de los representantes del pueblo»

Necesitas ser suscriptor para acceder a esta funcionalidad.

Jueves, 4 de abril 2024, 10:51

Necesitas ser suscriptor para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

El salón de plenos del Ayuntamiento de Don Benito volvió a ser este jueves escenario de una nueva polémica después de que la Policía Local tuviera que intervenir, a petición de la alcaldesa, para desalojar a varias personas del edificio. «Ruego silencio o desalojamos la sala». Fue la petición, repetida en dos ocasiones, de María Fernanda Sánchez cuando apenas habían pasado 15 minutos de una sesión plenaria, de carácter extraordinario, con un único punto en el orden del día. Diez segundos después de este requerimiento, la regidora ordenó a dos agentes de la Policía Local el desalojo de dos hombres, miembros de la plataforma 'Sí a la Fusión entre Don Benito y Villanueva'.

Sucedió a las 8.48 horas, el pleno había comenzado pasadas las 8.30 de la mañana, tras escucharse algunos comentarios y risas durante las escasas intervenciones, pues la alcaldesa tampoco permitió, como ocurrió ya en la última sesión, respuestas por alusiones pese a la petición del vicealcalde, Pedro Noblejas. 

El número de asistentes era bastante reducido, apenas nueve personas, pero se encontraban seis agentes de Policía Local en el edificio que alberga el salón de plenos, ninguno de ellos en el interior de la sala hasta que la alcaldesa requirió su presencia para llevarse a estas dos personas «por estar ofendiendo a la presidencia y al público, deben ser desalojados». Junto a ellos dos, otras personas también abandonaron de forma voluntaria la sala. «Esto es una dictadura», dijeron mientras eran acompañados fuera por la Policía Local. 

Uno de ellos preguntó por los motivos para ser desalojados y María Fernanda Sánchez respondió que «se están burlando de los representantes del pueblo». Antes de continuar con la sesión plenaria, Sánchez alegó que no pueden permitir «que pleno tras pleno haya señores que vengan a burlarse, bien con un lenguaje corporal como estaban haciendo estos señores, o bien con insultos a esta presidencia y a todos los concejales».

Desmesurado para el PSOE

«Nos parece una medida desproporcionada y desmesurada», expresa Manuel Gómez, concejal del PSOE, preguntado por el diario HOY sobre lo ocurrido. «Eran gestos que en ningún momento podían suponer un insulto», prosiguió antes de añadir que «hace unos meses la persona que ahora ocupa el cargo de alcaldía estaba increpando con voces, insultando e interrumpiendo los plenos con cacerolas; y ahora, por unos gestos, desaloja la sala». 

Para Gómez, lo ocurrido «es un acto más de censura, a lo que nos estamos acostumbrando, que en el pleno nadie se mueve y nadie habla».

Además, el PSOE lamentó durante su intervención el horario establecido para las últimas sesiones plenarias, celebradas a primera hora de la mañana. «Este pleno se celebra a la misma hora en la que últimamente se vienen celebrando los plenos para dar gran participación a la ciudadanía», dijo con ironía Enrique Talavera, concejal de Urbanismo, señalando a la zona del público que este miércoles se encontraba prácticamente vacía.

Hay que recordar que el pasado 27 de enero, un pleno aparentemente de trámite terminó con crispación, insultos y presencia de la Policía Local a la salida. Tanto la alcaldesa como una concejal de Siempre Don Benito increparon de manera directa a los dos periodistas, del Diario HOY y Ondacero, que habían asistido a cubrir la sesión plenaria.

Todo sucedió tras el turno de ruegos y preguntas del que dispone el público para participar de la sesión plenaria, en este punto, María Fernanda Sánchez limitó las preguntas insistiendo en que únicamente se podía intervenir sobre asuntos tratados en el pleno. «¡Esto es fascismo!», gritó una de las presentes después de que la alcaldesa decidiera finalizar de manera abrupta la sesión plenaria y, acto seguido, se produjo un enfrentamiento entre el marido de la alcaldesa, que se encontraba en el salón de plenos, y uno de los asistentes que terminó presentando una denuncia por los hechos.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios