Visita a las obras del primer módulo del hospital. / E. DOMEQUE

La Junta estima un presupuesto de 90 millones para completar el hospital Don Benito - Villanueva

Las obras del primer módulo del nuevo centro hospitalario avanzan al ritmo previsto para estar finalizadas en 2023

Estrella Domeque
ESTRELLA DOMEQUE

El Servicio Extremeño de Salud mantiene su previsión de poner en funcionamiento en 2023 el primer módulo del nuevo hospital Don Benito - Villanueva. Así lo ha manifestado el consejero de Sanidad, José María Vergeles, durante la visita a las obras esta mañana asegurando que, pese a los contratiempos, avanzan al ritmo previsto. «La obra ha estado condicionada por la huelga de transporte que ha afectado a las labores de encofrado», ha afirmado.

En ese sentido, también se ha referido a la actual situación del sector de la construcción que se ha visto afectado por la subida de los precios y la invasión de Ucrania. «Se trabaja para adaptarse a las medidas diseñadas para poder ejecutar las obras con los actuales precios y la inflación», ha dicho precisando además que se están llevando a cabo numerosas reuniones con la constructora, si bien, no se ha podido cuantificar por el momento el incremento estimado sobre el precio inicial de adjudicación de las obras, 30 millones de euros, para este primer módulo que contará con más de 21.000 metros cuadrados. Actualmente, se está construyendo toda la parte estructural completándose el encofrado del nivel 2.

En lo referente al segundo módulo de este centro hospitalario, el que albergará la zona de hospitalización, Vergeles ha avanzado que se trabaja ya para obtener la financiación necesaria. En ese sentido, el presupuesto orientativo se prevé que rondará los 90 millones de euros para la construcción de 43.000 metros cuadrados. «Este presupuesto nos permitirá la finalización de la obra civil, posteriormente, hay que equiparlo con la alta tecnología que sea necesaria», ha argumentado.

Un búnker para radioterapia

Precisamente, en cuanto a esa tecnología, el consejero ha informado de que se está analizando la posibilidad de dotar al área de salud con una unidad de oncología radioterápica, es decir, un acelerador lineal: «Para eso hay que construir un búnker y se estudian las necesidades actuales del área de salud para ese tratamiento ya que, hasta ahora, unos 200 pacientes al año reciben este tratamiento».