El PP habla de «mentiras y soberbia» del PSOE en su balance de la legislatura

Los 'populares' analizan la legislatura que termina este año y el nuevo candidato incide en sus discrepancias dentro del proceso de fusión

Estrella Domeque
ESTRELLA DOMEQUE

El Partido Popular de Don Benito comienza 2023 haciendo balance del pasado año, pero también, de lo que ha sido la legislatura a falta de unos meses para la celebración de elecciones municipales. «Marketing, mentiras y soberbia, esas son las tres palabras que definen a José Luis Quintana y a su equipo de Gobierno en esta legislatura», afirma Ángel Luis Valadés, como portavoz del partido, en una rueda de prensa en la que estuvo acompañado por el candidato 'popular' a los próximos comicios, Pedro Miguel Noblejas.

Valadés sostiene que el objetivo del PSOE es «que solo salga a la opinión pública lo que ellos quieren que salga como inauguraciones, actos llamativos o visitas de personajes, pero nunca veremos una imagen de los locales en alquiler o venta que tenemos en sitios donde antes había un comercio, tampoco los baches que hay en la ciudad». En ese sentido, enmarca en el arranque de campaña electoral la reciente adjudicación de asfaltado en diferentes puntos de la localidad.

El portavoz del PP dombenitense también denuncia el estado «lamentable» de las distintas instalaciones deportivas, «es llamativo que nos hayan dado el Premio Nacional de Deporte». Por otra parte, Valadés denuncia que reciben mentiras durante los plenos, «prometiendo información que nunca nos llega».

Proceso de unión

Pero tanto Valadés como Pedro Miguel Noblejas centraron buena parte del balance en el todavía incipiente proceso de unión. «Nada se está haciendo como se prometió en su momento. Me siento engañado y utilizado; ambos alcaldes solo buscaron el consenso para iniciar su plan y a partir de ahí todo han sido imposiciones», aseveró Valadés que recriminó además al PSOE no haber hecho referencia en su balance a este tema, «quizás sea porque no les interesa, es al menos llamativo».

Noblejas por su parte comenzó haciendo referencia a la elección del nombre, siendo Vegas Altas la última propuesta todavía pendiente de aprobación oficial. «El nombre es clarísimamente una imposición, como le impusieron a los expertos que no podía ser Don Benito-Villanueva», sostiene el candidato del PP que añade que «creo que hay que ser muy claro y el PP de Don Benito no está de acuerdo con cómo se hizo, ha habido muchas cosas en las cuales no estamos de acuerdo».

En ese sentido, dice que no se ha dado pie a que participe la oposición, «solamente para el sí, pero había gente que pensaba de forma distinta». En cuanto a la ejecución del referéndum, «a nivel nacional dimos una imagen pésima tras la caída de los datos», aunque matiza que no pone en duda los resultados.