Imagen del vídeo que ha servido para la denuncia de los hechos.

La Guardia Civil investiga a un vecino de Don Benito por conducción temeraria

Circuló durante más de tres kilómetros por la carretera de Entrerríos invadiendo el sentido contrario de circulación

Estrella Domeque
ESTRELLA DOMEQUE

La Guardia Civil ha investigado a un vecino de Don Benito por un supuesto delito contra la seguridad vial al conducir de forma temeraria.

Agentes de la Guardia Civil, pertenecientes al Grupo de Investigación y Análisis de Tráfico (GIAT) del Sector de la Guardia Civil de Tráfico de Extremadura, investigaban desde mediados del pasado mes de junio las imágenes grabadas por un usuario de la carretera de Entrerríos a otro conductor que le precedía cuando circulaba a su paso por el término municipal de Villanueva de la Serena. Conductor que transitaba manteniéndose en el carril izquierdo, hasta pocos segundos antes de cruzarse con otros usuarios que lo hacían en sentido contrario, con grave riesgo de causar un accidente.

Con el análisis del video se pudo constatar que este conductor invadía el carril contrario al sentido de su marcha, rebasando de forma continuada y deliberada la línea longitudinal continua que prohíbe la circulación paralela, concretamente en un tramo de vía considerado de gran peligrosidad, cuya calzada carece de arcenes, con existencia de varios cruces a nivel con otras vías, así como entradas y salidas a las fincas colindantes.

Fruto de esta investigación, los agentes del GIAT pudieron identificar al presunto autor de la acción delictiva, un vecino de Don Benito al que se le han instruido diligencias por un supuesto delito contra la seguridad vial, por conducir con temeridad manifiesta y con ello poner en concreto peligro la vida y la integridad de las personas. Diligencias que han sido entregadas en el Juzgado de Instrucción de Don Benito.

Ahora su conductor se enfrenta a penas de prisión de seis meses a dos años y privación del derecho a conducir vehículos a motor y ciclomotores por tiempo superior a uno y hasta seis años.

La colaboración ciudadana ha facilitado la tarea de la Agrupación de Tráfico como garantes de la seguridad vial.