Doña Blanca se considera un entorno natural idóneo para la instalación de este mierador. / HOY

La finca municipal Doña Blanca contará con un mirador celeste

Se ha iniciado la licitación con un presupuesto de 23.500 euros para que este entorno natural se convierta en lugar de contemplación del paisaje estelar

Estrella Domeque
ESTRELLA DOMEQUE

La finca municipal Doña Blanca se convertirá próximamente en escenario natural para la contemplación del paisaje estelar incorporándose a la Red de Miradores Celestes ya instalados en diferentes puntos de Extremadura. No obstante, hace unos días salía a licitación el proyecto publicado en la Plataforma de Contratación con un presupuesto base de 23.512,21 euros y un plazo de ejecución de ocho semanas, las ofertas se podrán presentar hasta el 26 de julio.

En concreto, los Miradores Celestes son soportes de comunicación nocturnos que interpretan el paisaje estelar mostrando de forma esquemática las principales estrellas y constelaciones que se ven desde el lugar en el que están instalados. Los miradores son unas piedras retro iluminadas de grandes dimensiones, fabricados en piedra artificial y resistentes a condiciones climatológicas extremas, que incorporan la tecnología necesaria para ser iluminados selectivamente, descubriendo el mapa estelar que se esconde en su interior a la hora programada, entre las 22:00 y las 00:00 horas. Durante esas dos horas, un sistema de iluminación especial de alta tecnología mostrará el mapa estelar que se esconde en el interior de la piedra artificial con la que está fabricado el soporte facilitando al visitante la observación del cielo nocturno.

El licitador deberá proponer en su oferta los acabados y tonalidades disponibles de los elementos ofertados, de tal forma que configuren una propuesta armónica, funcional y homogénea del espacio donde se ubicará.

Lugar idóneo

Estos miradores, enmarcados dentro del proyecto 'Extremadura, buenas noches', se encuentran ubicados en lugares estratégicos de la región como el parque nacional de Monfragüe, el castillo de Montánchez, Galizuela o Cáparra, así como los dos inaugurados recientemente en El Piornal. En el caso de Don Benito, la finca municipal Doña Blanca se considera también como un lugar idóneo para la instalación de este tipo de plataformas, ya que en la zona no existe contaminación lumínica y cuenta con un clima favorable para la observación de estrellas durante una buena parte del año.

Además, el astroturismo es una actividad lúdico-científica que ha tenido un gran crecimiento en los últimos años, lo que permite poner en valor otros recursos naturales, culturales,patrimoniales y paisajísticos en la zona donde se desarrolla. Para el Consistorio, apostar por este tipo de turismo supone «fomentar el desarrollo sostenible, el cuidado de la naturaleza y el turismo de calidad».