Cartel que indica la dirección hacia ambas poblaciones. / E. D.

La comisión para nombrar la ciudad tras la unión de Don Benito y Villanueva pide una prórroga hasta el 30 de mayo

Estaba previsto que el grupo de 14 personas ofreciera mañana las dos propuestas que tendrán que ser debatidas posteriormente en pleno

Estrella Domeque
ESTRELLA DOMEQUE

Extremadura contaba las horas para conocer el nombre de la que será su nueva ciudad tras la fusión entre Don Benito y Villanueva de la Serena. No será mañana, como estaba previsto, cuando la comisión ofrezca sus dos propuestas de denominación ya que esta mañana han remitido un escrito a ambos ayuntamientos para solicitar una prórroga hasta el 30 de mayo.

El comité, formado por 14 personas, argumenta esta petición por cuestiones burocráticas para garantizar la inscripción del nuevo municipio en el Registro de Entidades Locales. Y esta solicitud ha sido aceptada por los consistorios por lo que la elección se demorará todavía hasta final de este mes.

Tal y como se detalla en la propuesta presentada y firmada por el Presidente de la misma, Julio Carmona, «siendo un tema que entraña cumplir con un tema de gran dificultad y por tener que realizar consulta previamente en el Registro de Entidades Locales (REL) acerca de la posible inclusión de cualquiera de los dos nombres en dicho registro, siendo desconocedores de la temporalidad del procedimiento, se solicita ampliar el plazo de entrega a ambos ayuntamientos». La fecha solicitada es hasta ese citado 30 de mayo del presente año.

Mañana se cumplen dos meses de la constitución de esta comisión, por lo que la previsión era inicialmente que este martes la comisión encargada de esta función difundiera sus dos propuestas, que deberán ser votadas por los plenos de ambos municipios y elegir así el nombre definitivo.

La comisión está formada por 14 personas: César Chaparro, Esther Rodríguez, Manuel Casado, Víctor Guerrero, Trinidad Nogales, Carmen Fernández-Daza, Mª Pilar Montero Curiel, Antonio Barrantes, Diego Soto, Julio Carmona, María Victoria Pineda González, Jesús Sánchez Adalid, Mercedes Pérez Gallego y Susana Martín Gijón.

Reuniones previas

Desde el pasado 17 de marzo, cuando se conformó la comisión, han sido varias las reuniones celebradas para dar con un nuevo nombre «que represente y se identifique con los valores históricos, culturales y toponímicos del ámbito geográfico de influencia del nuevo término municipal».

Ese era el cometido encargado a estas 14 personas durante estas reuniones que, se intuye, habrán sido maratonianas. Y es que, poco o nada ha trascendido de los debates mantenidos en el seno de este comité de expertos debido a que en una de sus primeras reuniones tomaron la determinación de que ninguno de ellos ofreciera detalles a la opinión pública sobre sus avances.

Según el acuerdo de pleno del pasado 11 de marzo, transcurridos dos meses desde su constitución, la comisión tendrá que presentar a ambos ayuntamientos dos nombres para la nueva ciudad y serán los dos plenos municipales los que finalmente someterán a votación la denominación del nuevo municipio.

Sin embargo, tras la propuesta, la elección final todavía tendrá que seguir diversos trámites burocráticos antes de convertirse en un nuevo punto en el mapa que sustituya a Don Benito y Villanueva. No obstante, al objeto de garantizar la inscripción del nuevo municipio en el Registro de Entidades Locales, la comisión deberá tener en cuenta que las denominaciones propuestas no coincidan o puedan producir confusión con otras ya existentes, para lo que deberán formular las consultas previas necesarias al citado registro.

La posible denominación resultante de la fusión debe ser diferente y diferenciadora de las actuales y deben buscar elementos comunes de arraigo que representen a los vecinos de ambas localidades. Por ello, el nuevo nombre no podría ser Don Benito-Villanueva como se ha sugerido en algunos foros.