Chaparro recibió el título de manos del alcalde. / E. DOMEQUE

César Chaparro ya es Hijo Predilecto de Don Benito

El catedrático recibió este viernes en un solemne acto el título acompañado por familiares, amigos y autoridades regionales y locales

Estrella Domeque
ESTRELLA DOMEQUE

La pandemia obligó a esperar, pero finalmente ayer César Chaparro recibió el título de Hijo Predilecto de Don Benito en un solemne acto celebrado en la casa de cultura que contó, entre otros, con la presencia del que fuera presidente de la Junta de Extremadura, Juan Carlos Rodríguez Ibarra. Evocando al pasado a través de la canción Yesterday comenzó la velada con el piano de Manuel Martos y la voz de Laura Gallego. Un ayer al que el público se trasladó también con las palabras de Miguel Ángel Aparicio, profesor de la UEx y amigo del homenajeado.

Fue en marzo de 2020 cuando el pleno aprobó este título, pero el covid ha impedido su entrega hasta ahora. De esta forma, el catedrático dombenitense recibe el máximo reconocimiento como ciudadano de su localidad natal que se suma al escudo de oro de Don Benito que recibió en el año 2016. «De César Chaparro destaco su humildad y el amor por Don Benito», expresó el alcalde, José Luis Quintana, «tu pueblo te concede algo a lo que tenías derecho hace mucho tiempo y hoy, por fin, se hace justicia». En ese sentido, señaló que son innumerables las cartas que se han recibido apoyando el nombramiento.

«La amistad es fundamentalmente el respeto al amigo sin intentar cambiar sus ideas ni su personalidad y eso es lo que yo siempre he intentado hacer con mis amigos y también con César Chaparo», dijo Rodríguez Ibarra en un ameno discurso en el que recordó su amistad.

Emocionado discurso

Nacido en Don Benito en 1949, César Chaparro es director del Centro de Estudios y Cooperación con Iberoamérica (Cexeci) y catedrático de Filología Latina de la Universidad de Extremadura, de la que fue rector entre 1991 y 1999. Actualmente, es profesor emérito de la misma. En su trayectoria profesional han sido diversos los reconocimientos, pero este le hace especial ilusión.

«No encuentro razones especiales para tal distinción, quizás haber dicho sí a cualquier solicitud que se me ha hecho desde Don Benito y haberlo hecho, no por deber y obligación sino por cariño y afecto a mis paisanos», afirmó el homenajeado emocionado durante su discurso. «Don Benito es una gran ciudad y esa grandeza tenemos que vivirla con la ilusión de un niño que mira al futuro», dijo antes de recordar su vida en la localidad de la que ya es Hijo Predilecto.