Emi Blázquez Henao se despide del IES Cuatro Caminos de Don Benito

La comunidad educativa del centro homenajea tras su jubilación a la que ha sido su profesora de inglés durante casi 30 años

Estrella Domeque
ESTRELLA DOMEQUE

El primer día de trabajo casi siempre es especial, con inquietudes, ilusión y miedos casi a partes iguales. Como también lo es el último, sobre todo, si aquellos con los que has trabajado durante casi 30 años te brindan una emotiva despedida como reconocimiento. Una sorpresa que no esperaba Emilia Blázquez Henao cuando cruzó, por última vez como docente en activo, las puertas del IES Cuatro Caminos de Don Benito.

Alumnos, profesores y otros miembros de la comunidad educativa de este instituto dombenitense han despedido esta semana con una calurosa ovación a Emi, como se la conoce en el centro. Tras 28 años dedicada a la enseñanza en el Cuatro Caminos, todos coinciden en definirla como una gran profesional que ha dejado su huella en muchos corazones.

Su vocación hacia esta profesión hizo que no se limitara a cubrir expediente con sus clases de inglés, sino que se implicó de manera directa como promotora y coordinadora de la sección bilingüe del centro desde sus inicios. Así, en estas casi tres décadas como docente, Emi supo transmitir no solo los valores más importantes a sus alumnos como tutora, sino también la utilidad de saber inglés motivándolos constantemente y organizando con ellos excursiones e intercambios a Dinamarca durante muchos años ya que siempre apostó por establecer lazos con países de habla inglesa como la mejor manera de perfeccionar el idioma.

Emi es una de esas maestras de vocación que, antes de ejercer en la enseñanza, empezó su andadura laboral trabajando como secretaria para el presidente de Coeba, Confederación de organizaciones empresariales de la provincia de Badajoz. Sin embargo, tras dos años en este puesto, empezó a labrar su camino en el mundo de la enseñanza recorriendo poblaciones como Alconchel, San Vicente, Alburquerque o Medellín. Al mismo tiempo, siempre ha tenido una especial sensibilidad con diferentes oenegés y este será uno de sus proyectos de futuro tras su jubilación.

Pasará así de una vocación a otra, pero con una implicación siempre desinteresada después de 36 años en activo, 34 de ellos en la enseñanza. «Se marcha felizmente satisfecha por el trabajo bien hecho. Ahora podrá disfrutar más tiempo de su residencia en la playa, de su familia y amigos, ya que es una persona que cultiva y cuida con esmero a todas sus amistades», le auguran sus compañeros del IES Cuatro Caminos.