Los elementos de la fuente serán documentados para su posterior montaje en la nueva ubicación. / E. Domeque

El Ayuntamiento prevé iniciar tras el puente las obras de la plaza de España

En Navidad se eliminarán aparcamientos en batería, pero se permitirá todavía la circulación de vehículos

Estrella Domeque
ESTRELLA DOMEQUE

La plaza de España comenzará en apenas unas semanas a cambiar su fisonomía, algo que no ocurre desde hace más de medio siglo. No obstante, en 1841 este icónico espacio fue transformado en paseo público y fue remodelado por última vez en 1965. La previsión del Ayuntamiento de Don Benito es que el acta de replanteo se firme en la primera quincena de diciembre para dar inicio oficial a las obras. En concreto, se prevé comenzar con las primeras labores tras el puente de la Constitución.

Unos trabajos previos que consistirán en un vallado perimetral y la eliminación de los aparcamientos en batería, aunque en estas primeras semanas se permitirá la circulación, al menos, hasta la celebración de la Navidad.

Retirada de los magnolios

Por otra parte, se procederá al desmantelamiento del mobiliario urbano y el pavimento. En esto último, la intención de Urbanismo es aprovechar este granito en otra ubicación. «La idea es reutilizarlo en el aparcamiento del cementerio municipal», explica Enrique Talavera, concejal de Desarrollo Urbano.

También se va a proceder en estos primeros días a retirar los elementos de la fuente central, una tarea de desmontaje que se va a documentar para posteriormente proceder a montar de nuevo todo el grupo escultural y cada una de las piezas que componen la fuente que cambiará de ubicación en esta remodelación de la plaza.

Pero una de las tareas más minuciosas será la retirada de los árboles, en concreto, los magnolios que se van a intentar salvar una vez sean trasplantados.

Estas tareas se prolongarán previsiblemente durante los meses de diciembre y enero, por lo que la iluminación navideña se limitará prácticamente al Ayuntamiento y la iglesia de Santiago.